Temas relacionados

jueves, 26 de mayo de 2011

MAS DIABLO QUE EL DIABLO



Se dice que hace mucho tiempo vivía en un rancho cerca de San Luis, Juan y Rosa,un matrimonio joven, el cual se distinguía por lo bien que se llevaban y el gran amor que se tenían.

Pues al diablo le molestaba mucho lo bien que esta este matrimonio, así es de que se propuso apartarlo, así es que convirtiéndose en una hermosa joven, se presento ante Juan para tentarlo y hacerlo que dejara a Rosa, Pero tan grande era el amor de Juan hacia Rosa que rechazo la hermosa joven diciendo que era casado y amaba a su mujer.

El diablo no se dio por vencido y convirtiéndose en un joven apuesto y elegante se presento ante rosa y comienzo a cortejar la, sin embargo Rosa respondió del mismo modo, Soy casada y amo a mi esposo que es un gran hombre dijo al diablo.

Entonces el diablo ideas mas cosas para hacerlos que se separaran, destruyo la cosecha provocando con esto que la pobreza de Juan y Rosa aumentara, mas esto no los separo, al contrario reforzó el amor que había entre la pareja al sentir el apoyo brindado mutuamente.

Así, después de varios intentos fallidos, el Diablo derrotado se puso a llorar en un muladar convertido en un niño.

En eso estaba el diablo, llore y llore cuando de pronto se acerca a el una viejecita, pobre mente vestida y descalza que le dice:

- Pobre e indefensa criatura, que fue lo te hicieron que lloras tanto.

a lo que el diablo respondió.

- De jame en paz. No soy una indefensa criatura, yo soy el diablo, el amo y señor de los avernos.

- Entonces por que lloras- dijo la viejita

- Porque tengo varios años tratando de separar un matrimonio y no he podido.

- Y por eso lloras, no hay nada mas fácil que eso, que me darías si yo logro separarlos.- dijo la viejita

- El diablo se queda pensando y le dice, te daré un par de huaraches, mas no creo que lo logres.

Entonces la viejita va a la casa del matrimonio en el cual se encontraba Rosa torteando y le dijo:

- Buenos días buena mujer, ¿que estas haciendo?.
- Buenos días, estoy haciendo unas tortillitas para llevarle a mi esposo de almorzar por que ya es muy tarde y el anda trabajando en la milpa.
- Pobre mujer- dijo la anciana- tu aquí torteando, preocupada por que el pueda tener hambre y el aya con otra, lo acabo de ver y te aseguro que ni el hambre le calaba.
- yo que tu ni siquiera me preocupaba por el.
- hay, por hacerle caso ya se me quemo una tortilla, ni modo, ahora así se la llevo.
- Bueno, pues yo ya me voy por que tengo cosas que hacer, pero tu piensa lo que te dije y ya no te preocupes por el, ala mejor si vas a horita lo encuentras con la otra, deberías apurarte para que veas que no te he hechado mentiras.

La viejita se fue pero ya había sembrado la semilla de la duda en el corazón de rosa, quien preparo el almuerzo y además en su canasta metió un cuchillo.

Rosa camino muy rápido con la intención de ver si era cierto lo que le había dicho la anciana, pero no sabia que la la viejecita ya se la había adelantado y llego primero con Juan diciéndole:

- Que haces buen hombre.
- Trabajando, sembrando este maíz para tener que comer el día de mañana- respondió Juan.
- Hay buen hombre tu trabajando tanto y tu mujer por aya engañándote con otro, es más, hasta se le quemo una tortilla por estar con el y así te la va a traer, deberías ir a tu casa, a lo mejor, todavía la encuentras con el otro.

Juan se dio la vuenta y camino con rumbo a su casa, al encontrarse a medio camino con Rosa, destapo la canasta del lonche y lo primero que vio fue la tortilla quemada.

La discusión no se hizo esperar, uno reclamaba y otro respondía mas enojado, a tal grado que Juan Termino matando a Rosa con el cuchillo que esta llevaba en la canasta y después se suicido el.

La anciana al ver esto, dio por terminado su trabajo y fue a donde estaba el diablo, y le dijo.

- espero que estés satisfecho con mi trabajo.
- Donde están mis huaraches.

Dicen que el diablo estaba mas que sorprendido y prefirió no acercarce a ella y en la punta de una estaca le dejo los huaraches y le dijo.

- En verdad tu eres mas diablo que yo, en unas horas pudiste hacer lo que yo no pude en varios años.

Si quieres más artículos como este Subscribete a RELATOS DEL PUEBLO ¡¡¡ ES GRATIS ¡!!

No hay comentarios: